jueves, 24 de abril de 2008

Juan Gelman, ayer en Alcalá


"Hay quienes vilipendian este esfuerzo de memoria. Dicen que no hay que remover el pasado, que no hay que tener ojos en la nuca, que hay que mirar hacia adelante y no encarnizarse en reabrir viejas heridas. Están perfectamente equivocados. Las heridas aún no están cerradas. Laten en el subsuelo de la sociedad como un cáncer sin sosiego. Su único tratamiento es la verdad. Y luego, la justicia. Sólo así es posible el olvido verdadero".
El discurso entero está aquí. También lo encontrarás en su bitácora, com poemas y escritos.

1 comentario:

Carmela dijo...

Claro que las heridas no están cerradas.
Jamás cerrarán.
Claman por justicia.
Y un recuerdo permanente a los que dieron su vida para reivindicar los derechos del pueblo.
Como hija de un republicano que murió en el exilio , no puedo ni quiero olvidar.